En términos generales las aves pueden representar un grave problema para casas y oficinas, ya que la anidación de gaviotas, palomas y otras especies implica el deterioro de los inmuebles y la salud de las personas. El excremento y los nidos de estos animales provocan alergias y enfermedades como la salmonella y la ornitosis, por mencionar algunas.



Una plaga de estas características requiere la aplicación de distintas medidas para el control y la protección de las aves, cuya presencia en tus inmuebles puede provocar ciertos destrozos.



Sus excrementos afectan a edificios y vehículos, en caso de acumularse en pisos, aumenta el riesgo de caerse por algún resbalón. También atascan desagües y alcantarillas. Un factor negativo más es que las aves atraen a sus nidos otras plagas como ácaros o pulgas, para luego extenderse por el resto del inmueble.



Nosotros usamos las técnicas más innovadoras para el control de aves, alejándolas de cualquier sitio. Llámanos, en Fumige te daremos una asesoría integral al respecto.